No hay territorio sin control territorial; es decir, no hay territorio sin autodeterminación, justicia social y económica, identidad y memoria.
Atuchajpa Sujllayaj del Pueblo Diaguita Cacano

martes, 16 de noviembre de 2010

Realizan Hisopado Bucal y Profanan Cementerios Indígenas

Investigadores y becarios del CONICET y docentes de la Universidad Nacional de Córdoba, pertenecientes al Museo de Antropología de la UNC, junto a docentes de la Escuela Nº 717 "Puerta Grande", del Departamento Atamisqui (Santiago del Estero) no cumplen con lo establecido en la Ley Nacional 25.517 y someten a comunidades indígenas del Pueblo Diaguita Cacano a pruebas de estudio racial a la vez que profanan lugares sagrados para extraer restos mortales.

Mariana Fabra, Rodrigo Nores y Maia Pauro, pertenecientes al Museo de Antropología de la Universidad Nacional de Córdoba; con el conocimiento del director del Hospital de Villa Atamisqui, Dr. Herrero y, del personal de la Esc. Nº 717 de Puerta Grande han tomado muestras biológicas (hisopados bucales) a miembros de comunidades del pueblo diaguita cacano, sin respetar el derecho al consentimiento libre, previo e informado; se aprovechó del desconocimiento de las personas sobre sus derechos, la falta de igualdad de acceso al sistema educativo que establece en los hechos una brecha entre los investigadores y los miembros de las comunidades (muchos de ellos analfabetos) y, la presión que ejerce la figura del Hospital y la Escuela entre estos hermanos.

A esta práctica, ya en sí misma discriminatoria y basada en un caduco criterio "racial" para juzgar, desde la cultura académica, la adscripción étnica de un pueblo y sus miembros; se suma ahora la aberrante práctica de Daniel Rafael, docente de la citada escuela, quien profanó cementerios indígenas para extraer restos mortales, llevando a alumnos, entre los que se encontraban niños de las comunidades indígenas. Frente a la denuncia de este hecho realizada por los propios niños ante sus padres, Tito Zurita, Atuniyku (cacique) del Ayllu (comunidad) Puncu Atun y Atuniyku Ñauke del pueblo diaguita cacano se presentó ante el director del establecimiento educativo, Víctor Coronel, a quien puso en conocimiento de las leyes nacionales que se estaban violando; a pesar de lo cual Coronel avaló lo realizado por Rafael argumentando que lo hacían para enviar el material a los investigadores de la Universidad, y que lo seguirían haciendo.

Con este y otros docentes de la misma escuela, en oportunidad de haberse realizado el pasado 27 de octubre el Censo Nacional, los censistas indígenas y familias del Ayllu Puncu Atun sufrieron prácticas discriminatorias cuando con anterioridad al Censo, el maestro Hugo Cerabona, amenazaba a ancianos de la comunidad que si no permitían ser censados por los docentes y continuaban insistiendo con el censista indígena los harían censar con la policía. Durante el Censo Daniel Rafael les decía a los otros docentes ante la presencia de censistas indígenas "... al próximo censo lo van a hacer los africanos ...", refiriéndose a la inclusión de minorías afrodescendientes. También durante el Censo se sufrió la discriminación de negarseles el material censal a los censistas indígenas.

En su artículo 3º la ley 25.517 establece que " Para realizarse todo emprendimiento científico que tenga por objeto a las comunidades aborígenes, incluyendo su patrimonio histórico y cultural, deberá contar con el expreso consentimiento de las comunidades interesadas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario