No hay territorio sin control territorial; es decir, no hay territorio sin autodeterminación, justicia social y económica, identidad y memoria.
Atuchajpa Sujllayaj del Pueblo Diaguita Cacano

jueves, 17 de julio de 2014

Privación de libertad a comunero indigena

Después que la Justicia “hace justicia”, la policía se toma sus represalias

Personal policial de Villa Atamisqui, Atamisqui, Santiago del Estero, “arma” causa contra un miembro de una comunidad indígena del Pueblo Diaguita Cacano

Desde el pasado lunes 14 se encuentra privado de su libertad en un calabozo de la Seccional 20 de Policía de Villa Atamisqui, el comunero José Rodriguez, de la comunidad indígena Ayllu Tukuy Sujllayaj del Pueblo Diaguita Cacano, en un procedimiento abiertamente ilegal llevado a cabo por el policía William Pacheco, el mismo que con anterioridad había intentado usurpar junto a otros parte del territorio Ayllu Yacu Chiri, lo que fue impedido por la defensa de la comunidad y la intervención del poder judicial.

La detención.

El lunes 14 Pacheco se presenta en el hogar y lugar de trabajo de José Rodriguez, para solicitarle “verbalmente” que se presente en la sede policial ya que tenían que hacerle “algunas preguntas”. Rodriguez de traslada voluntariamente en su motocicleta confiado en que la consulta no podía tenerlo vinculado a él a ningún hecho delictivo. Ya en la policía (11.00 hs), Pacheco le informa que queda detenido por “hurto de productos forestales” del campo propiedad de Ema Castaño (cuñada del comisionado de Medellín Julio Abdala). En el calabozo se encuentra con otro detenido, Pedro Barrientos, campesino de la localidad de Boquerón -Atamisqui-, por la misma causa. Desde ese momento quedó Rodriguez incomunicado hasta las 16 hs del día martes 15, en que tuvo oportunidad de hablar con el abogado de la comunidad.
José Rodriguez es comunero de la comunidad Ayllu Tukuy Sujllayaj, territorio que fue relevado por ley nacional 26.160 como de ocupación actual, tradicional y pública por parte de la comunidad indígena, no constatándose en el relevamiento realizado por un equipo mixto integrado por representantes de la provincia y del INAI, ningún alambrado o posesión de Ema Castaño, ni título de propiedad a su nombre para este territorio. Dentro del territorio, Rodriguez realiza como una de sus actividades de subsistencia la elaboración artesanal de ladrillos para uso propio y de la comunidad, utilizando para la cocción leña que recoge dentro del territorio, en campo abierto, con el consentimiento de su comunidad, práctica esta realizada de forma ancestral, también constatada en el relevamiento.

La causa “armada” y las mentiras de Pacheco.

En su instrucción policial, la misma que remite al Juzgado del Crimen de 4º Nominación, Pacheco informa que Rodriguez y otros, entre ellos Barrientos, luego de haber cortado el alambrado del campo privado de Ema Castaño, extrajo reiteradas veces camiones cargados con productos forestales.  Ante requerimiento del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de la Nación, Pacheco miente que Rodriguez fue detenido en Mollares (localidad donde esta asentada la comunidad) y, que en ningún momento se reconoció ante él como miembro de una comunidad indígena ni que tuviera como tal algún derecho sobre el territorio. En su instrucción Pacheco se habría valido de testimoniales escogidas por él y leña acopiada por otros, en otro lugar ubicado fuera del territorio del ayllu.
En el día de ayer el propio Pacheco se presenta nuevamente en la comunidad con la intención de llevarse el ladrillo existente en el tabique en cual trabaja Rodriguez, lo que no pudo hacer por impedimento de la comunidad; regresa en horas de la tarde, al domicilio en el que vive Rodriguez con su anciana madre y le dice a ésta que su hijo estará detenido unos “dos meses”, luego de hacerle firmar un papel en el que la hace responsable de cualquier faltante de ladrillos que pudiese haber en el tabique.

ATUCHAJPA SUJLLAYAJ
UNION SOLIDARIA DE COMUNIDADES
USC

PUEBLO DIAGUITA CACANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario